Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Reparto de puntos en un partido con alternativas

El Calatayud se adelantó muy pronto ante un Utrillas que peleó por la igualada

Calatayud y Utrillas empataban el domingo pasado en el campo de San Iñigo, empate a uno en un partido marcado por dos fases muy distintas que coincidieron con cada uno de los periodos.

De salida los de Ballestín saltaron al césped del campo de San Iñigo con la clara intención de hacerse con los puntos en juego y seguir creciendo. Los bilbilitanos comenzaron mandando fruto de una mayor intensidad que su rival. Un buen trabajo que dejaba a los visitantes prácticamente sin balón y sufriendo más de la cuenta. Además, el buen arranque, fue acompañado por un tempranero gol, y es que en el minuto siete, Paulo anotaba el primer tanto del partido tras un gran disparo cruzado. Un bonito gol que hace también justicia al trabajo de este delantero, que con más o menos acierto se deja todo en el campo.

El partido estaba muy entretenido con dos estilos diferenciados. Un Calatayud trabajador y un Utrillas que ante la incapacidad para tener balón optaba por balones largos. En el minuto 38 un saque de esquina para los mineros significaba el tanto del empate con el que terminaba la primera mitad. Un córner directo evitable que sin embargo acabó en gol.

El arranque de la segunda mitad fue diametralmente opuesto al de la primera. Fue el Utrillas el que salía más enchufado aunque sin crear clara situaciones de gol. El Calatayud poco a poco fue nivelando el partido e Ibáñez pudo poner por delante en el marcador a los del Jalón, pero su lanzamiento de falta directa se marchaba rozando la madera, fue quizás, la ocasión más clara de este igualado segundo tiempo. Conforme fueron pasando los minutos el Utrillas entendió como bueno el empate, defendiendo sin pasar por muchos problemas e intentando salir a la contra.

Al final, justo reparto de puntos en un buen partido con dos equipos que ofrecieron un buen nivel.

En esta ocasión nos quedamos con el buen trabajo en líneas generales de la zaga del Calatayud y con la aportación de Paulo André y de Pablo Sebastián.

De cara a la próxima jornada el conjunto bilbilitano se desplazará hasta el campo de Herrera de los Navarros, conjunto que camina en la décimo cuarta posición de la clasificación.

Campos de fútbol

En el partido del domingo pasado destacó en el apartado negativo el terreno de juego de San Iñigo. Un campo de césped natural que siempre ofrece dificultades para tener la hierba en buen estado, pero que en esta ocasión nos pareció que se encontraba con falta de riego y tremendamente seco. No es el único campo de la Ciudad Deportiva que presenta un mal estado de conservación puesto que el campo de grama también presenta desde hace muchas jornadas varias deficiencias. En este caso hay que señalar que en el grama entrenan muchos equipos y que sufre un grave desgaste. No obstante el campo presenta agujeros que se podían evitar con algo de arena, sobre todo en un área y también algún agujero en la banda que podría provocar alguna lesión.

En el campo de San Iñigo a penas se entrena y desde luego debería de mostrar un mejor aspecto.

Se trata de unas instalaciones deportivas más que necesarias y sobre todo muy utilizadas por más de doscientas cincuenta personas que son las que entrenan y juegan en estos campos y que deberían de ser tratadas con más mimo y cuidado.