Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Una temporada más, a la espera de lo que decida la Federación

Infantiles, cadetes y juveniles seguirán una temporada más jugando en una división a parte de los equipos de Zaragoza capital

Desde hace muchas temporadas llegadas estas fechas muchos son los equipos de localidades de la provincia que desconocen como va a ser la competición en la que militarán en la próxima temporada, algo que no ocurre en otras categorías, principalmente en benjamín y alevín.

Ocurre que en fútbol once en benjamín y en alevín son pocas las poblaciones que pueden contar con equipos de fútbol once por lo que la Federación Aragonesa los incluye en los distintos grupos que hay en Zaragoza capital. Esto no pasa en infantil, cadete y juvenil, categorías en las que si que salen equipos de fútbol en las localidades de la provincia.

En benjamín y en alevín los chicos de la provincia tienen la oportunidad de poder medir sus fuerzas contra equipos de Zaragoza, hay varias categorías y las ligas suelen ser competidas y divertidas para los jugadores.

A partir de alevines los equipos de fuera de Zaragoza se incluyen en un grupo aparte lo que hace que baje el nivel y que sobre todo la competición no sea acorde con los equipos de algunas poblaciones como pudieran ser los casos de Calatayud, Tarazona, La Almunia o Ejea de los Caballeros entre otros. Al parecer el motivo que se esgrime en algún ocasión es el de intentar evitar más gastos de desplazamiento a los equipos de la provincia. Sin embargo, más de uno piensa que el motivo real es todo lo contrario, reducir gastos de desplazamiento si, pero no a los equipos de la provincia sino a los equipos de Zaragoza, los cuales juegan en sus ligas sin tener que desplazarse si no hay equipos de fuera de la capital.

En algunas categorías como la infantil la pena es todavía más evidente cuando la Federación decide dividir la liga en dos grupos. Al parecer de cara a esta temporada son 21 los equipos inscritos de la provincia. Si ocurre lo mismo que en la temporada anterior la Federación los dividirá en dos grupos, es decir, uno de once equipos y otro de diez. Además de muy pocos equipos, son varias las localidades que cuentan con dos conjuntos como pudieran ser los casos de Calatayud, Ejea, Tarazona, Tauste o La Almunia. Tanto al “A” como al “B” se les mete en la misma categoría, con el mismo nivel y esto desvirtúa por completo la competición y a los jugadores. Lo normal sería que los “B” (en muchos casos formados por jugadores de primer año en la categoría) militaran en un nivel más bajo que los “A”, de esta manera se evitarían grandes goleadas que no favorecen ni a quien las recibe ni a quien las consigue. Por otro lado los “A” jugarían contra rivales de un nivel más parecido al suyo.

En categoría cadete al parecer la cifra de equipos inscritos podría estar en torno a los 16, por lo tanto parece que tienen asegurado, jugar entre ellos, pero al menos en un grupo, en una liga mucho más normal con 16 ó 17 equipos y ni con 10.

 

Los pueblos no están de acuerdo

La mayoría de las localidades de la provincia abogan por que sus equipos sean incluidos en los grupos de Zaragoza, en la categoría que sea, ya se encargarán ellos de ascender si su calidad es mayor. De esta manera los equipos y los jugadores ganarían en muchos aspectos, desde una mejor formación hasta una mejor competición. Para los equipos de Zaragoza tampoco debería de suponer mucho si a lo largo de toda una temporada tienen que hacer tres o cuatro desplazamientos fuera de la capital.

La lucha se repite cada temporada llegada estas fechas aunque los distintos comités terminan por dejar las cosas como están, unos comités en la que su mayor parte son representantes de Zaragoza.

Tema aparte merece el gasto de arbitrajes. La Federación en estas categorías obliga a que sean los equipos de casa los que paguen las cuotas de los trencillas, y aquí también entra la Liga Juvenil Nacional. ¿Qué ocurre?, que los gastos de arbitraje suelen ser más altos para los equipos de los pueblos, puesto que muchos colegiados tienen que hacer desplazamientos y por lo tanto cobrar medias dietas. Si los gastos de arbitraje tanto cuando se juega en casa como cuando se hace fuera se repartieran entre los dos equipos, posiblemente los de la provincia pagarían algo menos y los de la capital algo más.

En estos momentos que tanto se habla y se escribe del despoblamiento de la España interior convendría también predicar con el ejemplo y que la Federación y otras instituciones tuvieran en cuenta que aunque muchos menos en número, también hay habitantes que no residen en Zaragoza en su entorno.

Por cierto, a la espera de que la Federación publique el total de competiciones y sus calendarios en algunas categorías como en la infantil nos conformaríamos con que al menos todos los equipos de la provincia estuvieran en un único grupo y que no tengamos que sufrir otra temporada más una subdivisión de dos grupos, con pocos equipos participantes, con muchos partidos repetitivos y por si fuera esto poco, en ocasiones descansando hasta dos semanas.