Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Esfuerzo, sacrificio… y poco fútbol

Calatayud y Caspe empatan en un partido intenso pero carente de buen juego

Los pocos aficionados que semana tras semana acuden al campo de San Iñigo de la Ciudad Deportiva nunca podrán negar el esfuerzo y sacrificio de los jugadores el domingo pasado ante el Caspe. Queda fuera de cualquier duda, tanto como que locales y visitantes se olvidaron del balón en muchas fases del partido ofreciendo un encuentro en el que posiblemente ambas formaciones cuentan con potencial como para practicar otro tipo de fútbol.

El partido del domingo fue un encuentro de trincheras. Ambas formaciones optaron por minimizar los errores y buscar sobre todo, lo que ahora se denomina segundas jugadas y que los más veteranos siempre hemos reconocido como rechaces. Tanto Calatayud como Caspe saltaron al césped con la intención de no conceder nada atrás, no arriesgar en el centro del campo y buscar opciones ofensivas con juego directo o a través de jugadas a balón parado. Curiosamente los dos goles que se vieron vinieron precisamente de jugadas a balón parado.

El arranque del encuentro nos dejó un Calatayud medroso, muy replegado y centrado en tareas de contención. Por su parte los caspolinos ofrecieron una imagen muy parecida pero aprovecharon la cesión del terreno de juego para intentar llevar un poquito más el peso del encuentro. Esto fue de esta manera hasta que en el minuto 10, Jesús Fernández aprovechaba el lanzamiento de una falta directa para colar el balón por la escuadra defendida por Sergio. Un auténtico golazo que lejos de templar el juego visitante sirvió para que los caspolinos cedieran también metros y se dedicaran durante el resto de partido a intentar guardar la ventaja. Rácana decisión que posiblemente les costó dos puntos.

Centrándonos en el Calatayud, la línea defensiva cumplía sin aparentes problemas. Mario en el lateral derecho, correcto. Los dos centrales, Buetas y Refusta con una notable actuación. El primero fajándose con problemas ante el punta visitante y saliendo victorioso en la mayoría de las acciones y Refusta con un punto más que sus compañeros tanto en lo físico como en lo anímico. En el lateral izquierdo, el mejor jugador del encuentro, Jesús Vicente. Una auténtica pena que ante las bajas que presenta la plantilla juegue de lateral, puesto que una vez más demostró que de momento y posiblemente sea el jugador de más calidad del Calatayud y desde luego un tanto desaprovechado en el lateral.

En un partido en el que los jugadores de ambos conjuntos no quisieron ver el balón en el centro del campo, Carlos Serrano cumplió también con nota a la hora de convertirse en el quinto defensor, pero naufragaron esos jugadores que deben de llevar el peso del partido de centro de campo para arriba en la línea de creación. Flojitos en bandas con la única referencia ofensiva de un Robert que se partió el alma con los centrales intentando controlar los pelotazos largos de un Calatayud que le faltó fútbol.

La primera mitad terminaba con un buen disparo de Keko que se marchaba rozando la escuadra del portero visitante.

Tras el descanso los del Jalón saltaron con un punto más de intensidad que los visitantes. Se “partieron el alma” luchando sin descanso y encerrando a un Caspe medroso, rancio y rácano. Si en la primera mitad las segundas jugadas fueron para el Caspe en este segundo tiempo ya no llegaban y los balones caían en el entorno de los bilbilitanos. Alguna ocasión para los bilbilitanos y en el minuto 75 Refusta cabeceaba el lanzamiento de una falta consiguiendo un más que justo premio a lo que se estaba presenciando en el campo del Calatayud.

Mientras un equipo claramente marchaba en línea ascendente, el Calatayud; el otro, el Caspe le faltó oxigeno además de propuestas de calidad.

Al final, reparto de puntos en un partido en el que siendo justos el que más puso por ganar fue el Calatayud, un equipo que repetimos no se le puede negar su esfuerzo y sacrificio en este partido, como también la poca aparición de los jugadores más hábiles.

Mencionar también las continuas interrupciones sobre todo en la segunda parte, el juego subterráneo de algunos jugadores y un posible penalti que ni el colegiado ni su juez de línea vieron. Por cierto, los líneas a penas ayudaron al colegiado del partido, con una mala colocación y sin querer entrar en ninguna jugada polémica.

 

Próxima jornada y destacados

En el apartado de jugadores destacados mencionar a la línea defensiva del Calatayud con Jesús y Refusta como los mejores del partido, además del trabajo intenso de Robert en su función de punta.

El próximo fin de semana no hay competición por el puente de la Constitución.