Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

 

R. PREFERENTE: MORES – CALATAYUD, REPARTO DE PUNTOS EN UN PARTIDO TENSO Y TRABADO

El derby de la categoría entre los dos conjuntos de la comarca de Calatayud finalizaba con reparto de puntos tras empatar a uno. Como buenos hermanos, aunque desde luego en el campo se vio cualquier cosa menos hermandad. Son las cosas que tienen los derbis y los encuentros entre conjuntos muy cercanos. Jugadores que se conocen y que se transforman en el terreno de juego.

En principio la realidad del partido es que en el campo de San Félix resulta muy complicado jugar al fútbol. Se trata del único campo de Preferente de tierra, muy duro y en el que controlar un balón resulta complicado por si solo, mucho más cuando en frente tienes un equipo que se juega la salvación y que se emplea con un punto más de intensidad que el rival. Fue en gran medida lo que ocurrió, un Calatayud que no supo adaptarse en ningún momento a las características de la superficie y un Morés que durante muchas fases del partido se empleó con un punto más de intensidad. Y quede claro que posiblemente el conjunto más perjudicado por las características del terreno de juego sea el propio Morés que cada quince días tiene que jugar en él.

El arranque del partido fue para el Calatayud que intentó volcar el juego por su banda izquierda aunque el primer aviso serio lo daba el conjunto local en el minuto ocho en el que sus dos delanteros se estorbaban a la hora de finalizar. Un minuto más tarde era Panocha el que avisaba en un golpeo que paró sin problemas Cubas.

Tras los primeros minutos poco a poco fue el Morés el que más lo intentó, sobre todo con ese punto más de intensidad que el conjunto del Jalón. Sin embargo en el minuto 34 se adelantaba la escuadra bilbilitana tras una cesión de cabeza de uno de los centrales del Morés y un mal entendimiento con su portero Cubas. Cero a uno y gol en propia puerta.

A partir de ese momento el juego se fue haciendo mucho más tenso con entradas desmedidas en muchas ocasiones, algunas de ellas merecedoras de la expulsión ante un colegiado contemplativo, sin criterio y penosamente ayudado por sus jueces de línea. Finalmente terminaba la primera mitad con 0-1 en el marcador.

El paso por vestuarios le sentó muy bien al conjunto local que con el viento a favor nada más comenzar el segundo tiempo lograba empatar tras el lanzamiento de una falta lateral y el remate de cabeza de Berdejo que anteriormente empujaba a un defensor del Calatayud sin que ni árbitro ni juez de línea lo vieran, o lo quisieran ver.

El partido siguió por los mismos derroteros con un Morés que lo intentaba y que ponía más a la hora de intentar jugar el balón y un Calatayud que no entendía la relación campo-balón-juego. Siendo justos, el que más quiso fue el Morés hasta que poco a poco se le fueron terminando las fuerzas. Por entonces siguieron las entradas a destiempo, en ocasiones duras y algún rifi-rafe entre miembros de ambas plantillas. Poco fútbol, muchas faltas y un colegiado que repartía tarjetas con la intención de dejar contentos a todos y que acabó siendo muy protestado, lejos, muy lejos de hacer un buen trabajo.

Hasta el final del partido alguna llegada con cierto peligro de un Calatayud sin juego y en la recta final del partido una buena ocasión para el Morés que lanzó fuera.

Y poco más que contar en un derby típico, con poco juego, muchas interrupciones y tensión que acompañó a los jugadores hasta los vestuarios.

Por el Morés destacar como su mejor jugador a Carlos Ruiz, buen partido del bilbilitano y en esta ocasión acompañado por la calidad de David Erruz, un jugador que en una buena superficie dejaría muchas tardes de buen fútbol. Por parte del Calatayud nos gustó Adrián Refusta y el trabajo de Trincado, por cierto, muy castigado en la primera parte por sus defensores.

Con el punto sumado el Calatayud termina la jornada clasificado en cuarta posición mientras que el Morés avanza en su objetivo de mantener la categoría. Tiene seis puntos de ventaja respecto al Teruel aunque los turolenses tienen el gol average favorable con los moresanos. Es decir si el Teruel ganara en los dos encuentros que faltan y el Morés no lograra punto alguno podrían salvarse. A seguir sufriendo.