Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Visitaba el domingo pasado en el segundo encuentro de liga uno de esos conjuntos que están llamados a pelear por el ascenso, Caspe. La directiva caspolina ha realizado un gran esfuerzo económico y en sus filas aparecen jugadores con renombre dentro del fútbol aragonés. Si el objetivo del Calatayud es el ascenso podríamos afirmar que recibían a un directo rival.

El partido fue en todo momento muy entretenido, no por el fútbol desplegado por ambas formaciones pero si por la intensidad y ganas con las que se emplearon sobre todo el equipo que dirige Ricardo Ballestín que mejoró considerablemente tras el descanso.

La primera mitad fue del conjunto visitante, un equipo que siempre intentó jugar con amplitud pero al que le faltó la suficiente profundidad, quizás por el momento de la temporada en la que nos encontramos. Los caspolinos fueron mejores en el centro del campo donde el Calatayud se mostró incapaz de contrarrestarles. Más posesión de balón para los visitantes en un primer tiempo con pocas ocasiones de gol. Uno de los primeros avisos de los visitantes llegaba en el minuto 28 en la que el portero del Calatayud realizaba una buena intervención para evitar el primer tanto de la tarde. Sin embargo en el minuto 34 llegaba la jugada “tonta” del partido, cesión al guardavallas del Calatayud, éste golpea mal el balón, rebota en un jugador visitante y el balón entra mansamente en la puerta defendida por Diego.

La respuesta del Calatayud la ofrecía Carlos Serrano que evitó el portero visitante. Con cero a uno terminaba una primera mitad controlada por el Caspe.

 

Segunda mitad

Tras el descanso y después del paso por vestuarios el Calatayud saltó más entonado al cuidado césped del campo de San Iñigo. Pau retraso un poco más su posición y desahogo al centro del campo del Calatayud que comenzó a ofrecer una mejor versión, sobre todo en su trabajo defensivo.

En el minuto 60 Blasco tras varios rechaces anotaba el tanto del empate. No le gustaba al entrenador visitante lo que estaba viendo en este segundo tiempo y cinco minutos más tarde cambió a tres jugadores con el objetivo de revertir la situación. El triple cambio tampoco arregló mucho la situación puesto que en este segundo tiempo el empuje y las ganas de los jugadores locales evitaron el juego de toque del primer tiempo de los visitantes.

En el minuto 73 el colegiado del encuentro expulsaba con roja directa a Castilla tras una agresión. Un minuto más tarde Serrano lograba el dos a uno con el que se adelantaba el cuadro del Jalón, un tanto muy protestado por los visitantes al considerar que el balón no había superado la línea de gol pero que el linier marcó como tanto, tal y como se puede apreciar en la fotografía de Moncín.

En el minuto 82 el expulsado fue el central del Calatayud Gracia por doble amonestación y un minuto más tarde el colegiado señalaba un riguroso penalti que significó el tanto del empate final del Caspe.

En resumen, reparto de puntos entre dos de los favoritos a luchar por el ascenso en un partido al que a los del Jalón les faltó fútbol pero volvieron a demostrar ganas e intensidad. Quizás faltó más oficio para cerrar un partido que parecía encarado en los últimos minutos.

En el apartado individual nos gustó Sellares, muy firme en el centro de la defensa y el buen trabajo de Paco ante los centrales del Caspe.

En el lado negativo, la actuación del colegiado. Adrián Martínez no dejó contentos ni a unos ni a otros con una dirección muy desafortunada.