Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

El Huérmeda no pasó del empate a cero ante el Bar Flor a pesar de gozar de innumerables ocasiones para marcar

Dice uno de los refranes más conocidos del fútbol español, que cuando el balón no quiere entrar, no entra y punto. Esto es lo que le ocurría el domingo pasado por la mañana al Huérmeda en su encuentro ante el bar Flor de la Preferente Laboral. Nunca mejor dicho los visitantes gozaron de una flor que les hizo sumar un punto que ni de lejos merecieron.

Dominio por completo de un Huérmeda que realizó un muy buen partido, controlando el encuentro, circulando bien el esférico en el centro del campo y creando muchísimas ocasiones, unas desbaratadas por las intervenciones del portero visitante, (sin duda el mejor de su equipo) y otras erradas por los bilbilitanos.

Los zaragozanos prácticamente no pasaron del medio campo y sin embargo en la única ocasión que tuvieron a punto estuvieron de marcar, en este caso una buena intervención de Fermín evitó lo que hubiera sido el colmo de los males.

A pesar del empate y de la falta de definición el Huérmeda cuajó un muy buen partido siendo muy superior a su rival con el único “pero” de la falta de definición. Desde luego es el camino a seguir para mantener la categoría, algo que parece muy al alcance del conjunto verde.

De cara a la próxima jornada los bilbilitanos se desplazarán hasta el campo del Pedrusco. Ambos conjuntos se encuentran empatados a cuatro puntos en una clasificación que lidera el Atco. Zaragoza con nueve.