Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

El Calatayud vence por un gol a cero con un planteamiento simple, pero muy eficaz

 

El pasado domingo visitó el campo de San Iñigo el Fraga, tercer clasificado y uno de los equipos con más potencial ofensivo en lo que llevábamos de temporada, aunque no el máximo realizador. Partido por lo tanto complicado para las huestes de Ricardo Ballestín, que paren poco a poco ir recuperando su mejor versión.

Para este partido el entrenador darocense tenía un plan, quizás no demasiado bonito pero desde luego, tal y como se demostró muy eficaz. Los bilbilitanos tenían la orden de replegar, no presionar la salida de balón e intentar robar en el centro del campo para salir con balones largos en busca de Panocha o de cualquiera de las bandas. Ballestín modificó la posición de algunos de sus jugadores, principalmente colocando a Panocha como delantero centro y a Paco por detrás. Las bandas para dos trabajadores de la cal como Pau y Pablo Sebastián. Todo ello con un doble objetivo, por un lado evitar facilidades a los fragatinos y por el otro buscarles las cosquillas con velocidad y verticalidad. Si a esto le sumamos el trabajo y concentración de toda la línea defensiva bilbilitana y el rigor táctico de sus jugadores de medio campo el resultado fue el que vimos el domingo, un Calatayud que maniató por completo a los fragatinos y que a la contra le buscó en todo momento las cosquillas.

Desde el arranque del partido el conjunto visitante se vio sorprendido por los del Jalón. En primer lugar por la intensidad y ganas con las que se emplearon y después porque carecieron de las ideas necesarias para circular el balón ante la tela de araña planteada por el Calatayud. Los visitantes jugaban con comodidad en su retaguardia pero no encontraban el enlace con el centro del campo ante el buen trabajo de los jugadores locales, de tal manera que durante los primeros cuarenta y cinco minutos la totalidad de las ocasiones fueron para los de Ballestín, sirva como ejemplo para aseverar este comentario que el primer disparo entre los tres palos del Fraga llegaba en el minuto 44 y sin mucho peligro. Por el contrario el Calatayud se pudo marchar ya en la primera mitad con ventaja, dos remates que paró el portero del Fraga, sin duda su mejor hombre en este encuentro y alguna llegada más con cierto peligro. Con cero a cero terminaba la primera mitad.

Tras el descanso el que más y el que menos esperaba alguna reacción de un timorato Fraga, sin embargo ésta no se produjo, es más, las ocasiones siguieron perteneciendo por completo al cuadro local, como por ejemplo una clarísima oportunidad nada más comenzar el segundo tiempo en la que Pau pecó de egoísmo desperdiciándola con un lanzamiento elevado cuando pudo pasar al segundo palo.

Y llegó el que a la postre sería el único tanto del partido. Corría el minuto 53 cuando tras un robo de balón en el centro del campo, Panocha se marcha en velocidad y cruza el balón ante la salida del guardameta visitante. Gol que sin duda hacía justicia a lo que exponían unos y otros en el partido.

Tras el gol el Calatayud pareció replegarse si cabe un poquito más ante un Fraga que en ningún momento encontró caminos que le ofrecieran alguna oportunidad de marcar. Gran trabajo en el centro del campo y una defensa seria y expeditiva que no se dejó en ningún momento sorprender a pesar de que el partido duró cinco minutos más de la cuenta.

Al final, victoria bilbilitana por un gol a cero que le debe de servir al grupo para seguir creciendo en busca de acercarse a los puestos nobles de la clasificación, puesto que sin duda merece este colectivo.

A la hora de destacar, mencionar el buen planteamiento del técnico local que dejó sin ideas a un Fraga que nunca encontró el camino de superar la presión bilbilitana, la seguridad de toda la línea defensiva, tanto por el centro como por las bandas y el trabajo oscuro y eficaz de dos de sus centrocampistas: Carlos Serrano y Saúl.

De cara a la próxima jornada el conjunto bilbilitano visitará el campo del líder, Valdefierro. Un partido que podría servir a los de Ballestín para reafirmarse en la clasificación.