Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Duro correctivo con dos tiempos claramente diferenciados

Los peñistas completaron una aceptable primera mitad y acabaron en la segunda a merced de los valencianos

Escribir del encuentro jugado el sábado pasado en el polideportivo municipal de Calatayud es hacerlo de dos conjuntos con distintas dinámicas. Los valencianos con una dinámica muy positiva en la que casi todo les sale bien y la de los peñistas, que por bien que jueguen no terminan de conseguir el justo premio al esfuerzo que realizan.

Desde luego se esperaba diferencia en la cancha, no en vano visitaba el polideportivo bilbilitano el líder de la competición, un Alzira que marcha con la directa puesta para conseguir el campeonato y el ascenso a Segunda. En el lado opuesto una Unión a la que cada semana le quedan menos balas en la recámara para conseguir lo que en la actualidad sería casi un milagro, mantener la categoría. Dos equipos distintos, dos realidades muy diferentes.

Sin embargo y a pesar de las diferencias los primeros diez minutos de juego fueron entretenidos y bien jugados por los chicos de Chino. La Unión planteó una defensa a media pista cerrada que dificultó por momentos el juego más elaborado de los valencianos que no terminaban de encontrar los espacios necesarios para hacer daño. Pasaban los minutos y aunque bien es cierto que los visitantes jugaban con una velocidad más, sobre todo a la hora de mover el balón, también es cierto que no llegaban a inquietar la meta defendida por Mateo. En estos primeros diez minutos de partido La Unión buscó robar balones y salir a la contra. Dispuso de ocasiones, varias con lanzamientos muy lejanos que tampoco terminaban de inquietar la meta che, pero después Calleja y Ballarín pudieron poner por delante a los bilbilitanos con dos grandes oportunidades que se perdieron.

Y llegó lo que en tantas ocasiones le ha ocurrido esta temporada al conjunto peñista. En el minuto diez los visitantes se adelantaban en el marcador con un tanto totalmente evitable pero que subía al marcador. El mazazo se completó un minuto más tarde con el segundo tanto del Alzira.

Tampoco los dos goles hicieron rendirse al conjunto de Calatayud, el cual pudo, cuando menos, llegar al descanso con la igualada. Balón al palo en el minuto 14 y en el 17 tras una buena jugada el balón que tampoco quiso entrar, en este caso golpeando los dos postes y saliendo fuera. Hay terminó el partido para los de Calatayud. De poder empatar pasaron a recibir en otros dos fatídicos minutos dos goles más que dejaban el electrónico en un casi definitivo 0-4 al final de la primera mitad. Por cierto estos dos últimos goles precedidos de faltas a los bilbilitanos que los colegiados no quisieron o no vieron, uno de ellos con Keko en el suelo y siguiendo la jugada. Posiblemente a los de Alzira tampoco les hiciera falta tanta permisividad arbitral.

Tras el descanso el partido careció de historia. Por un lado los valencianos siguieron jugando con una marcha más que el conjunto de Calatayud y por el otro, los bilbilitanos veían como el partido estaba perdido. Poco a poco fueron cayendo más goles hasta que el partido finalizaba con un contundente 0-8 a favor de Alzira.

 

Último cartucho

En la próxima jornada los de Chino se jugarán el seguir teniendo alguna ligera posibilidad de mantener la categoría o prácticamente firmar la sentencia de descenso. Visita a la cancha del Sala 2012 en un partido en el que tan solo vale ganar.

 

Resto de categorías

En División de Honor juvenil buen partido del conjunto naranja para sumar una nueva victoria en lo que está siendo una temporada muy cómoda para los bilbilitanos. En esta ocasión victoria en la cancha de El Limite por tres goles a seis. Los autores de los tantos del equipo de Calatayud: Manu, Ricardo, Felipe y en tres ocasiones Jorge Gormedino.

En categoría benjamín La Unión afrontaba el partido posiblemente más importante y difícil de la competición. Recibía al benjamín del Sala 10 con el primer puesto en juego. Los zaragozanos a pesar de las ganas de los bilbilitanos se hicieron con la victoria por dos goles a cinco y sentencian esta fase de la liga a su favor. La Unión lo intentó en todo momento.

En alevín e infantil el doble enfrentamiento entre La Cigüeña y La Unión se saldaba con dos derrotas. En alevín por ocho goles a uno y en infantil por cuatro goles a dos.

 

Nueve jornadas para buscar el “milagro”

La realidad del equipo presidido por Antonio Serrano es la que es, último clasificado y la salvación a nada más y nada menos que once puntos cuando quedan por disputarse 27. El objetivo no es imposible pero casi. Nueve jornadas para sumar lo que no se ha sumado en toda la competición y esperar que los conjuntos implicados en descenso pierdan muchos de sus partidos.

El próximo sábado posiblemente termine de marcar el futuro del equipo en esta categoría. Jugamos ante el conjunto que precisamente marca la zona de descenso un Sala 2012 que de vencer daría un paso casi definitivo para la permanencia y una Unión que si no gana dirá prácticamente “adiós” a la categoría.

Pueden ocurrir tres cosas. Que se gane, que se empate o que se pierda. Si se consigue la victoria el equipo tendrá que seguir pensando en que el milagro puede ocurrir. En el caso de que se empate o se pierda prácticamente el descenso será insalvable. Si esto último ocurriera la plantilla se debería de centrar en acabar de forma correcta la competición, siguiendo luchando en cada uno de los partidos por lograr el mejor resultado y sobre todo compitiendo.

Los aficionados a este deporte es lo único que le podemos pedir a La Unión en esta temporada, que sigan independientemente del resultado compitiendo en todos los partidos y que no se dejen ir. Para el buen aficionado de Calatayud a este deporte está siendo un auténtico lujo el ver cada quince días a este grupo de jugadores defendiendo unos colores en una competición tan exigente como es la Segunda “B”. Porque La Unión no está en esta división a golpe de talonario. No señor. Está en esta división con los jugadores de siempre, con los jugadores de casa y otros que se han incorporado sin prácticamente cobrar dinero alguno y dedicando buena parte de su tiempo a este deporte y a este club. Si se desciende, que todo indica que si, será momento de pensar en la próxima campaña en Tercera División pero, ojo, compitiendo en cada uno de los nueve partidos que restan para que termine la liga.