Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Y Peke cogió su fusil

La Unión supera al Construcciones Cobo por dos goles de diferencia y cierra temporada manteniendo la categoría

 

En el viejo Oeste había que conquistar cada palmo de terreno, y una vez logrado defenderlo hasta con la vida si era necesario. Fueron tiempos de valientes, casi de temerarios y pendencieros donde no se podía hacer prisioneros. Y cualquier descuido significaba que llegara el hombre del “metro” para coger las medidas del último traje, ese traje de vieja madera.

En esta última jornada de liga llegaba la banda de “Construcciones Cobo”, un grupo de malechores que durante la primera vuelta sembraron de pánico sus salidas. Hombres temerarios que dispararon sin piedad en la primera parte de la liga, pero que poco a poco el desgaste de tantas reyertas les fue dejando sin prácticamente unidades. Una banda temida en la primera vuelta y agonizante en la segunda con muy pocos puntos sumados. A Calatayud llegaron cinco, uf, perdón, cinco y Ricardo, un pistolero rápido, contumaz y cridado en la cantera de Peña La Unión. Y en el arranque del partido la grada se encargó de recordárselo cantando “Ricardo es de La Unión”. Y así es, siempre será de La Unión puesto que lo fue desde los seis años de edad.

Fue el primero de los protagonistas en un encuentro en el que hubo varios. El segundo fue un jugador que ha pasado desapercibido en esta temporada, Héctor Sarría. Muy buena la primera parte del bilbilitano que nos recordó a ese jugador infantil que consiguió el campeonato de Aragón y que jugó el Campeonato de España. De ese equipo dos pistoleros siguen cabalgando, el propio Sarriá y el incombustible Calleja. En sus genes han mamado que querer es en muchas ocasiones poder y que a pesar de quizás no ser los mejores, siempre se puede sobrevivir en el Oeste.

Y en esta trilogía, el tercer protagonista: el pistolero más rápido del Oeste, Peke. Sencillamente impresionante su partido marcando la mayor parte de los goles y demostrando que fue el más rápido, el que desenfundó y el que poco a poco se fue cargando enemigos de tiros certeros. Peke esta temporada ha estado algo más que cómodo en el equipo. Posiblemente no sea el mejor ejemplo de jugador táctico pero con el sistema que ha utilizado La Unión esta temporada el pistolero ha sacado a relucir su puntería, su esfuerzo y su trabajo. No le gusta dejar heridos y el sábado descabalgó por completo a toda la banda de Cantabria. Hizo lo que prefiere, buscar los balones, recibir juego directo y buscarse la vida. Y como lo hizo.

Al descanso La Unión mandaba por tres goles a cero ante un equipo que por sus pocas unidades pareció no representar ningún problema. Tras el descanso la batalla se tornó en un mano a mano con golpes y disparos desde todos los puntos. Construcciones Cobos se acercaba al marcador, La Unión volvía a poner distancias con un botín de dos goles. Así sucesivamente e incluso los cántabros se atrevieron a poner portero jugador y colocarse a tan solo un gol de diferencia. Al final victoria de La Unión y un cierre espléndido de temporada en Segunda División “B”.

No fue la mejor batalla de la temporada pero sirvió para que el fuerte del polideportivo municipal siga siendo un fortín.