Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Los visitantes demostraron contar con una plantilla formada para ascender de categoría

 

El sábado pasado visitaba la pista de Calatayud uno de los conjuntos que mejor se han reforzado y que aparecían en las quinielas como favoritos para conseguir el ascenso de categoría. Un equipo que cuenta en sus filas con jugadores que han militado en Primera División como los casos de Cristian Blanco, Iker Díez o Hernández, jugador que perteneció durante la pasada temporada al Peñiscola de Primera División. Quede claro pues que un equipo de un nivel superior y que las dificultades del encuentro fueron muchas.

A pesar de la calidad de los rivales el partido pasó por distintas fases con respuestas muy diferentes del conjunto bilbilitano, algunas buenas y la mayoría menores. El arranque del encuentro nos dejó a unos vascos presionando y una Unión sabiendo superar la primera línea de presión sobre todo a unos muy buenos primeros minutos de Javi García. A pesar de ello las primeras ocasiones fueron para los visitantes pero se encontraron con la firme respuesta del portero peñista, en la primera parte, Héctor, ese juvenil que apunta alto.

Además de salir con cierta comodidad de la presión La Unión supo aprovechar sus ocasiones, de tal manera que Guillermo adelantaba al cuadro naranja en el minuto tres y Ballarín en el ocho lograba el dos a cero. Todo salía bien y en esta primera fase del partido poco más se podía pedir.

A partir de ese momento el partido entraba en otra fase. Una fase de interrupciones, faltas, protestas y una pareja arbitral a la que le venía muy grande este partido. El partido se trababa las protestas eran constantes y fue entonces cuando apareció el oficio de muchos de estos jugadores vascos. Los visitantes reducían distancias con el dos a uno y en el minuto 16 empataban. Por entonces La Unión prácticamente no salía de su campo y no encontraba la forma de superar la presión visitante. Javi García no salía con comodidad y se regalaban constantemente los balones sin que tampoco desde el banquillo se ofreciera otra alternativa. Todos esperábamos cuanto antes que acabara esta primera mitad y a falta de veinte segundos para que concluyera llegaba el tercer tanto del Otxartabe.

Tras el descanso pareció que La Unión variaba en algo la forma de salir de la presión vasca pero fue un espejismo. Enseguida dos goles más de los visitantes dejaban el marcador muy complicado, 2-5. Los bilbilitanos parecieron entrar entonces en otra dinámica siendo capaces también de crear algún problema a los vascos. Peque ponía el 3-5 en el marcador pero enseguida contestaba el mejor jugador del encuentro, Hernández, anotando un gol desde prácticamente su campo que frenaba de cuajo cualquier intento de reacción de los locales.

A falta de cuatro minutos para que terminara el partido La Unión optó por jugar con portero-jugador y la verdad que no sirvió para mucho puesto que lo que se sumó en ataque se perdió en defensa hasta llegar al 5-9 final.

En resumen una derrota que se podía esperar por el nivel del rival y un lujo para los aficionados poder ver la calidad de varios de sus jugadores como los casos de Hernández, Blanco o Iker Díez.

No queda otra que seguir remando en una temporada que nos parece será muy pero que muy complicada, incluso más que la de la temporada anterior ya que el nivel de los conjuntos de este grupo ha crecido considerablemente.

En la próxima jornada el conjunto que entrena Alfonso Cabello se desplazará hasta la pista del Tafatrans.

 

Resto de equipos

En Juvenil Nacional Peña La Unión perdía ante el Sala 10 por 2-4, con tantos anotados por Ricardo Rubio y Jorge Gormedino.

En categoría alevín y en la súper liga los bilbilitanos caían en casa ante el Sagrada Familia por un gol a nueve, mientras que en infantil, derrota también en una mala jornada para los intereses de Peña La Unión, por un gol a siete ante el Compañía de María.