Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Los de Alfonso Cabello perdían en la cancha del San Juan por siete goles a dos

Siguen los problemas defensivos para la escuadra naranja en esta temporada. El sábado pasado el conjunto de Calatayud se desplazaba hasta el complejo deportivo de San Juan, unas instalaciones de lujo y desplazamiento complicado como lo son todos en esta categoría, más todavía en esta temporada en la que el conjunto pamplonica camina clasificado en tercera posición.

Con estas premisas y con los problemas que está atravesando el conjunto peñista a lo largo de esta temporada puntuar resultaba muy difícil y a pesar de que se mejoró respecto a otros partidos, no fue suficiente para sacar algo positivo.

Lo que si que fue habitual fue la poca intensidad con la que comenzó el partido el conjunto dirigido por Alfonso Cabello. Los locales saltaban a la pista mucho más enchufados y a pesar de que tan solo inquietaban la meta bilbilitana con disparos lejanos lo cierto es que llevaban el peso del partido. En el minuto siete anotaban dos goles. El primero tras aprovechar un rechace del portero bilbilitano tras un disparo lejano y el segundo aprovechando un error defensivo del conjunto naranja. En el minuto once llegaba el tres a cero. A partir de ese momento los de Calatayud daban un paso hacia delante y Calleja subía el tres a uno en el marcador que ofrecía algún tipo de esperanzas. Sin embargo y cuando mejor estaba jugando el conjunto bilbilitano los locales en el minuto 20 anotaban dos tantos más para prácticamente cerrar el partido en su primera mitad, un periodo que terminaba con victoria local por cinco goles a uno.

Tras el descanso La Unión mejoró respecto al primer tiempo y a pesar de que el partido estaba más que complicado los bilbilitanos lo intentaron con fases de buen juego y buena circulación de balón, pero con la misma falta de acierto que en el resto de partidos jugados hasta la fecha. Todo lo contrario para el equipo local que aprovechaba en el minuto 27 un robo de balón y un contragolpe para subir el 6-1 en el marcador. A pesar de la desventaja La Unión no bajó los brazos y siguió intentándolo encontrándose en la mayoría de las ocasiones con las buenas intervenciones del portero local.

Con cinco minutos por delante los bilbilitanos optaron por jugar con portero-jugador lo que sirvió para recibir un nuevo tanto y para que Ballarín en el minuto 40 dejara el marcador en el definitivo 7-2.

En el plano individual destacar la aportación en este partido de Rausell, Calleja y Ballarín.

 

Otra final el sábado

Este próximo sábado, 10 de noviembre La Unión recibirá a partir de las seis y cuarto de la tarde en el pabellón polideportivo municipal al conjunto vasco de Laskorain, equipo clasificado en la zona media-baja de la clasificación. Partido que puede ser determinante para el futuro de la entidad presidida por Antonio Serrano, un equipo que necesita como el comer una victoria para poner punto y final a esta racha de derrotas y conseguir un poquito de ánimo en lo que se presume será una temporada incluso más complicada que la pasada.

En el apartado positivo la cierta mejoría que se pudo ver en cuanto al juego se refiere el sábado pasado en un partido en el que el marcador no fue justo con lo visto en la pista de juego, aunque hay muchas cosas que mejorar, sobre todo no ofrecer tantas facilidades en defensa.

 

Resto de equipos

En División de Honor Juvenil, victoria de La Unión en la cancha de Caspe por dos goles a seis. Tres puntos que suma el conjunto bilbilitano que le sirven para caminar de una forma holgada en la clasificación.

Los autores de los goles: Roberto Peña, Jorge Gil y en cuatro ocasiones Jorge Gormedino, que se convertía en el jugador más importante de este partido.