Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Montañismo: Comuneros por las pasarelas del río Guadalope

 

Siguiendo la programación anual de la sección de montaña de la S.D. Comuneros se desplazaban el domingo hasta la Comarca de las Cuencas Mineras, concretamente a la localidad de Aliaga para recorrer una ruta por las pasarelas del río Guadalope que han acondicionado hace poco tiempo. Una actividad que también formaba parte del programa de la Semana Cultural y Deportiva que esta organizado Comuneros.

Esta atractiva ruta senderista discurre por las riberas de los ríos La Val y Guadalope, contando con tramos de pasarelas colgadas que nos permiten adentrarnos en los estrechos de Aldehuela y de la Hoz Mala. Señalizada como PR-TE 10, es un itinerario que cuenta con dos sectores muy diferenciados. El primero de ellos es un recorrido amable de 6,5 km y sin apenas desnivel que puede hacerse en 1 h 45 min (sin paradas). Se inicia en el barrio minero de Santa Bárbara, pasando por Aliaga y el santuario de la Virgen de la Zarza para terminar en el embalse de La Aldehuela, frente a la antigua y monumental central térmica.

La ruta se acomoda en las galerías de chopos cabeceros que acompañan primero al río La Val y luego al Guadalope durante buena parte del trayecto. La llegada a Aliaga permite conocer el santuario de la Virgen de la Zarza y el castillo medieval sanjuanista, gran fortaleza ubicada sobre el casco urbano y un estupendo mirador.

El sendero señalizado abandona la población y al llegar a los estrechos de La Aldehuela, el Parque Geológico de Aliaga se manifiesta de forma contundente y la ruta se ciñe a las paredes de las hoces. Atraviesa así los llamativos pliegues y hoces que configuran el Parque Geológico de Aliaga, en territorio del Geoparque del Maestrazgo, reconocido por la Unesco, y dentro también del Parque Cultural de Maestrazgo. Finalmente y tras superar un collado, se abre al caminante el paisaje postindustrial del embalse y la vieja central térmica de La Aldehuela. La senda bordea el embalse y, tras cruzar el puente del Guadalope, concluye al pie de la central carbonífera.

Desde este punto cogemos un sendero más dinámico y aventurero y a la altura del puente de la presa y se dirige al interior de la Hoz Mala por un viejo sendero que recorre la margen izquierda del río hasta las ruinas de una antigua minicentral.

Vistas impresionantes

En este lugar cruza el cauce y toma una senda rampante, que discurre cercana al escarpe rocoso, salva el congosto y llega a las inmediaciones de la entalladura del barranco Villarrosario. Las vistas sobre el cañón de la Hoz Mala son impresionantes. A continuación, baja pegado al cantil por un tramo de escaleras voladas hasta el fondo del valle donde emprende un descenso tortuoso por el interior del desfiladero del Guadalope hasta su salida en la Tosca.

La senda, muy entretenida, desciende de forma serpenteante por la orilla entre un caos de bloques, pasos entre rocas, badinas y saltos de agua y algunos bosquetes de acebos, arces, etc. Salva varios de estos obstáculos mediante tramos de pasarelas colgadas y abandona la Hoz Mala de forma espectacular en la masía y molino de La Tosca.

El recorrido no presenta grandes dificultades aunque, como todas las rutas con tramos aéreos y expuestos, es poco recomendable para quien tema a las alturas y, sobre todo, hay que guardar las debidas precauciones cuando se pasa por zonas rocosas y cercanas al agua.

Un recorrido impresionante donde los socios de Comuneros y otros montañeros disfrutaron de la naturaleza y del patrimonio minero e industrial de otra época más boyante a la actual, y donde se encontraron con clubes de montaña de Alcorisa y Utebo en una mañana que el tiempo acompaño para este tipo de actividades.