Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

 

Un bilbilitano pisa fuerte la tierra de las pistas de Roland Garros

José Manuel Molina Rodríguez, competía a lo largo de la pasada semana en la capital de la tierra batida

En distintas ocasiones hemos intentado poner en valor el trabajo que se viene realizando desde hace muchos años por parte del Club de Tenis Calatayud. Una entidad que con los pocos recursos con los que cuenta se codea con los mejores equipos de Aragón, y que sobre todo asombra al tenis aragonés con esa facilidad que tienen para sacar jugadores y jugadoras que no paran de apuntar alto.

La última perla del club es un joven tenista benjamín, José Manuel Molina Rodríguez. El bilbilitano apuntaba ya en los entrenamientos a pesar de su corta edad y esta temporada no para de aumentar su nivel.

A lo largo de esta semana participaba en el Torneo Internacional Vanguard Stara, disputado en la capital del tenis de tierra, París. Para clasificarse tuvo que disputar la fase previa en la que se impuso a tres jugadores franceses.

Ya en la fase final, superaba los octavos de final ante un jugador portugués clasificándose de esta manera para los cuartos. En cuartos todo apuntaba que seguiría con su inmaculado recorrido. Ganaba por dos a cero y a partir de ese momento perdía cuatro juegos seguidos para terminar perdiendo por 2-4 quedándose a las puertas de las semifinales.

 

Un torneo internacional

Este campeonato se disputa en las pistas de tierra batida de Roland-Garros y participaron jugadores de Francia, Bélgica, China, Emiratos Arabes, España, Luxemburgo y Portugal. El balance para el bilbilitano desde luego que es muy positivo. Tres partidos ganados por 4-0, 4-0 y 4-1. Los octavos superados por 4-1 y esa derrota en cuartos por 2-4, que quizás le dejó un poquito de mal sabor de boca puesto que pudo clasificarse para las semifinales. A pesar de ello, lo que se vuelve a demostrar es que este joven jugador apunta alto, muy alto.

 

Algunos partidos ante rivales de altura

En este largo camino iniciado por el jugador de Calatayud hace algunas semanas José Manuel participaba en un torneo en Barcelona y le tocó hacerlo ante el número uno del Real Barcelona Club de Tenis. Un partido más que reñido que acabó perdiendo el jugador de Calatayud por 3-5, 4-2 y 7-10.

Como curiosidad, contar que el rival en ese partido del jugador bilbilitano fue uno de los hijos de Sergi Ferrer Salat, propietario de laboratorios Ferrer, de la bodega Ferrer Bonet o del Restaurante Monvínic entre otras actividades que lo sitúan como una de las mayores fortunas de España. En el mundo del deporte, su tía, Beatriz Ferrer participó en los Juegos Olímpicos y fue doble medallista en Atenas 2004 en la especialidad de doma clásica. Pero no se queda tan solo en eso, puesto que de todos es conocido su abuelo, Carlos Ferrer Salat, que fue presidente del Comité Olímpico Español de 1989 a 1998 y que fue uno de los impulsores de los Juegos Olímpicos de Barcelona en el 92.

A pesar de la diferencia física de ambos jugadores y de las posibilidades que tiene este jugador catalán, José Manuel estuvo a punto, muy cerca de superarlo a pesar de que en los momentos importantes del partido los nervios y la presión pudieron con el joven jugador de Calatayud.