Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Luís Miguel de Pablo fue en su día el principal precursor en Calatayud del Salvamento Deportivo.

Por entonces este deporte comenzaba a dar sus primeros pasos y en Calatayud se creó una auténtica escuela de socorristas y un club deportivo. Con mucho trabajo y esfuerzo el club y la escuela se afianzaron en la ciudad para pasar a ser un club puntero en Aragón, consiguiendo serlo también en España. De esos comienzos, de esos primeros socorristas pioneros en este deporte está la herencia del actual club, Actividades Acuáticas Calatayud que preside Rubén Macho.

Y este pionero nos asombró hace un tiempo en los Campeonatos de España para veteranos logrando unos grandes resultados que le animaron, no sin mucho esfuerzo de todo tipo, para participar junto con varios compañeros del Club Alcarreño de Guadalajara en estos Campeonatos del Mundo que se han disputado en Adelaida, nada más y nada menos que Australia. La preparación ha sido importante y suponemos también, que el esfuerzo económico ha sido sobresaliente, pero cuando uno tiene ganas de superarse no hay fronteras, ni de edad ni de nada que se ponga por delante. El mero hecho de participar ya era un éxito.

El balance final, además, para Luís Miguel de Pablo ha sido sobresaliente. En el arranque de la competición conseguía una medalla de plata en Lanzamiento de Cuerda junto con Jesús Bernáldez. Curiosamente no lo hizo en su categoría, más de 55 años, sino que lo conseguía “peleando” contra socorristas muchos más jóvenes que él, en más de 30 años.

Despues vino la medalla de bronce lograda en la prueba de 2 kilómetros Run Beach, en este caso si, en su categoría de más de 55 años. Una medalla que tiene todavía más mérito debido a las condiciones en las que se ha celebrado, con vientos de más de 84 kilómetros por hora, lluvia y una arena blanca y blanda en la que se hundían los participantes con el esfuerzo físico aumentado en gran medida. Luís Miguel de Pablo lo pasaba francamente mal con un desgaste sobresaliente. A pesar del sufrimiento el de Calatayud conseguía pasar la línea de meta en una más que brillante tercera posición consiguiendo por lo tanto la medalla de bronce en su grupo de edad.

El bilbilitano también conseguía meterse en las semifinales del 90 sprint siendo superado por tres australianos.

El balance final de la aventura australiana le llevó a conseguir la quinta posición en la prueba de banderas, poniendo de esta manera el punto y final a la aventura australiana.

Luís Miguel de Pablo, un deportista con MAYÚSCULAS.