Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Cuando uno no es profeta en su tierra

Dicen, y no les falta razón, que cuesta mucho ser profeta en la tierra propia. En muchas ocasiones así es, y quizás más en nuestra bendita comarca. Y es que cuesta tanto que se reconozca el trabajo en nuestra zona, que a veces, este reconocimiento llega antes de fuera que del propio entorno.

Este bien podría ser el caso del precursor de los Juegos Escolares de Aragón en la modalidad de salvamento, Luís Miguel de Pablo. Pionero en el Salvamento aragonés, uno de los fundadores en su día del club de Calatayud y recientemente participando en citas nacionales e internacionales.

Hace algunas semanas el deportista de Calatayud fue recibido por el Director General de Deportes del Gobierno de Aragón. La cita fue en principio para agradecerle su dedicación y esfuerzo a lo largo de los años en el Salvamento Deportivo y reconocer también sus últimos resultados internacionales. Además, en esa cita el Director General de Deportes de la Comunidad Aragonesa le hacía entrega de una bandera de Aragón por los resultados conseguidos en el mundial de Australia. Un reconocimiento institucional más que merecido. El Director también se interesó por las próximas citas de Luís Miguel de Pablo como el Campeonato de Europa o los Campeonatos de España. Desde luego, al menos podrá lucir en ellas el orgullo de la bandera aragonesa.