La Comarca

La Actualidad Comarcal

Actualidad del Aranda

Ediciones especiales

Se incluyen medidas especiales destinadas a los negocios existentes en la ciudad 

Las ordenanzas municipales de 2014 han entrado hoy en vigor en Calatayud. El Ayuntamiento aprobó en pleno las principales tasas que regularán la vida de los bilbilitanos este año. Como novedad se congelan todos los impuestos, salvo el relativo al agua potable que subirá un 1%, y se incluyen medidas para estimular la actividad empresarial.

 

Todas las tasas municipales han quedado congeladas después de dos años de incremento, salvo el impuesto de agua potable que subirá ocho céntimos al mes por ciudadano. Ello es debido a las obras de emergencia que el Consistorio tuvo que realizar en la Plaza de España.

“Esta congelación viene motivada por la situación actual de las arcas municipales, que ha mejorado considerablemente con respecto a los años anteriores. Sin embargo, seguimos en un Plan de Ajuste y debemos responder a los pagos en tiempo y forma”, ha explicado el concejal de Economía y Hacienda, Rafael Rincón.

Las nuevas ordenanzas incluyen unas bonificaciones especiales para dinamizar el ámbito empresarial. A partir de hoy, el Ayuntamiento bonificará las licencias de obras y apertura entre un 50 y 90%, cuando se trate del casco antiguo de Calatayud, y un 50% en cualquier parte de la ciudad.

 

“Impulsar la actividad económica es una prioridad de nuestro Equipo de Gobierno, a las medidas que ya hemos puesto en marcha durante el año 2013 para facilitar la llegada y la creación de empresas se suman estas bonificaciones para los negocios de la ciudad”, añade Rincón.